Saltear al contenido principal

Cómo utilizar la gamificación para obtener KPIS

Muchas veces, al lanzar una acción de marketing, ya sea offline u online, lo hacemos sin seguir ningún tipo de plan estratégico, probamos a lo loco “a ver qué tal va la cosa”, sin establecer objetivos, sin poder medir resultados y, lo peor, habiendo perdido tiempo y dinero.

Es fundamental, para cualquier empresa, establecer ciertos indicadores claves que ayuden a medir el éxito o el fracaso de sus estrategias y acciones. Es necesario saber qué es lo que se está haciendo bien y qué es aquello que se debe cambiar o potenciar. Esto se consigue gracias a los KPIS.

No obstante, es el sector retail quien más en cuenta debe tener estos indicadores comerciales, ya que es uno de los más competitivos que hay en el mercado. Enfocado a aumentar constantemente las ventas y a retener la mayor cantidad posible de clientes, debe generar además estrategias que le permitan posicionarse por encima de sus competidores y fidelizar a los consumidores.

Así que, viendo este panorama, ¿cómo podemos conseguir información de nuestros clientes, fidelizarlos y destacar por encima de nuestra competencia? Te lo explicamos a continuación.

Antes de nada, ¿qué es eso de los KPIS?

Un KPI (Key Performance Indicator) es una métrica que, como bien indica su nombre, permite conocer el rendimiento real de una empresa. Es un indicador que aporta información muy valiosa para medir el desempeño y llevar a cabo la toma de decisiones estratégicas y que, además, facilita la anticipación a futuros problemas y la corrección de errores con mayor margen de tiempo.

Se emplea para hacer un diagnóstico del estado actual de la empresa y definir una línea de acción futura.

¡Importante!

  • Deben de estar siempre orientados a un objetivo estratégico.
  • Tienen que medirse en un periodo de tiempo concreto, ya sea diaria, semanal o mensualmente.

¿Qué conseguimos con ello?

  • Tener una visión general y detallada de la eficacia de las acciones desarrolladas.
  • Optimizar las estrategias durante su ejecución.
  • Controlar la evolución y rentabilidad del negocio.

Pero ¿qué puedo medir con los KPIS?

Existen una infinidad de indicadores comerciales que monitorizan las ventas, cada uno de ellos enfocado a un sector de actividad concreto o más genérico.

Algunas categorías que encontramos son aquellas que miden:

  • El tráfico: controla el número de usuarios que pasa por delante del establecimiento, que se detiene o entra, y el tiempo que pasan en su interior.
  • La conversión: mide la capacidad de convertir potenciales clientes en actuales clientes.
  • Las transacciones: miden algunos indicadores como ventas, unidades por ticket, ticket medio, categorías más vendidas, entre otros.
  • La rentabilidad: controla los márgenes, la productividad o la relación entre gastos y ventas.
  • La fidelización: permite conocer la frecuencia de compra.
  • La satisfacción de los usuarios: mide la capacidad para satisfacer a los clientes o para superar sus expectativas.

¿Gamiqué? ¡Gamificación!

La gamificación es una estrategia de marketing que consiste en aplicar técnicas propias del juego en un contexto no lúdico, como es el punto de venta. Es una acción que enriquece la experiencia de compra y que permite captar nuevos clientes o fidelizar a los ya existentes.

¿Por qué no puede ser divertido comprar un producto o un servicio?

El secreto del éxito se encuentra en crear mecánicas de juego simples y divertidas que, a su vez, promuevan un determinado comportamiento por parte de los consumidores. Esto facilitará que el usuario esté más cómodo dentro del entorno lúdico y tenga mayor predisposición a consumir.

¿Qué ventajas obtenemos?

  • Hacer que el usuario pase más tiempo en el establecimiento, generando mayores oportunidades de compra.
  • Más feedback en menos tiempo.
  • Un usuario activo y participativo dentro del proceso de compra.
  • Diferenciación, fidelización y posicionamiento.

Nuevas tecnologías en el punto de venta

La necesidad de reinventarse para continuar creciendo ha llevado al sector retail a apostar cada vez más por las nuevas tecnologías dentro del punto de venta. Con el objetivo de adaptarse al nuevo cliente digital, mejorar su experiencia de compra y fidelizarlo, el uso de estas tecnologías se ha convertido en un sello de valor añadido.

La realidad aumentada, la realidad virtual o experiencias dentro del entorno app consiguen aunar el mundo online y offline, potenciando la imagen de marca, creando una experiencia de compra totalmente personalizada y diferenciándonos de la competencia, al ser más creativos e innovadores.

Cómo utilizar la gamificación para obtener KPIS

¿Cómo te quedarías si te dijesen que se pueden obtener datos esenciales de tus clientes de una manera divertida e innovadora y no intrusiva? ¿Creerías que es posible? En DeuSens lo hemos logrado, a continuación, te explicamos cómo.

Hace poco desarrollamos una Hiperexperiencia Aumentada para Campofrío que combinaba activación y tecnología dentro del punto de venta. El objetivo era obtener KPIS valiosos que, a su vez, permitieran generar leads para la marca.

De este modo, a través de una promoción en forma de minijuego pudimos obtener datos valiosos de los consumidores del retailer para Campofrío. Además, conseguimos comunicar su cartera de productos de una forma diferente que ayudó a potenciar y mejorar la experiencia de compra y conseguir una mayor fidelización, aportando valor añadido a la marca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Volver arriba