Saltear al contenido principal

«Esto no es una caja»: Presentación en VII Convención ADEA

Hiperexperiencia Vértigo en la VII Convención de ADEA

El pasado miércoles 30 de noviembre tuvo lugar la VII Convención de ADEA, la organización de Directivos y Ejecutivos de Aragón. En ella, participamos por segundo año como patrocinadores/colaboradores y contamos con un stand de exhibición. Además, creamos una Hiperexperiencia Virtual llamada Hiperexperiencia Vértigo que consiguió convertirse en el centro de atención.

Partimos de una instalación diseñada ad hoc para la ocasión, llamada «Esto no es una caja«. Una clara referencia al pintor surrealista belga René Magritte. Aparentemente, constaba de cuatro paredes blancas. En ellas los visitantes se colocaban unas gafas de realidad virtual HTC Vive para sumergirse en la Hiperexperiencia.

¿Qué pasó en la VII Convención de ADEA?

La jornada duró todo el día, desde las 8:30 de la mañana hasta por la noche. La VII Convención de ADEA tenía como tema «Aragón Logística: El impulso del e-commerce». Se realizaron charlas sobre la logística y la gestión de suelos, la evolución y las perspectivas del e-commerce y el posicionamiento internacional dentro del mundo de la logística. Además, hubo jornadas paralelas sobre seguridad informática básica para entornos SOHO, la evolución de la publicidad en los 75 años de El Corte Inglés, y sobre emprendimiento.

Como en cada edición, también es entregaron los Premios ADEA, galardones que confirman el buen hacer de los empresarios aragoneses en diferentes categorías. Como siempre, la jornada estuvo acompañada por pausas para café, almuerzos y un inevitable ágape final con buen vino y canapés. Una gran edición, todo sea dicho.

caja esto no es una caja desunes hiperexperiencia stand ADEA

¿Qué ocurrió en La Caja?

En La Caja entraron más de 100 personas y pudieron sentir el riesgo de la Hiperexperiencia Vértigo creada para la ocasión junto con nuestro colaborador Pedro Santero. Hubo crédulos. Hubo escépticos. Pero pasaron… madre mía que si pasaron. Entraron en la caja y,  si a algunos les temblaban las piernas, a otros les temblaba la sonrisa. Fue una gran experiencia. Recogimos el feedback de los usuarios para seguir mejorando, avanzando para alcanzar algún día la Hiperexperiencia total.

¡Bienvenido a la Hiperexperinecia!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Volver arriba